sábado, junio 04, 2005

Quiero que todos se conviertan en ventiladores

I need a beer.

So it's storytime! Es en días como hoy que recuerdo mis planes de infancia, cuando era prometedor y gracioso (o al menos eso me decían). La tirada iba más o menos así: Iba a estudiar biología o fisicomatemáticas, para a ser un pequeño gran científico e irme a alguna universidad extranjera y quedarme allá. Ya estándo Allá pegaría mis apellidos para que fueran Ruiz-Díaz y así poder transmitirlos a la descendencia. En buena parte ese plan no era mío, pero de algo estaba seguro: la ciudad donde viviera tendría que estar más al norte... para que no hiciera tanto calor.
El intento se le hizo. Se nos impulsó desde chicos con viajes y estancias en las Uropas y Yiu Es Ei. Pero a la hora de la verdad todos nos hemos quedado aquí, persiguiendo otros escapes.
En otras líneas de tiempo, opciones, pues, regresé a Praga para... ehm, trabajar en un restaurant mexicano y andar con una gringa mochilera. O estoy en Seattle dando clases de opresión en alguna pequeña universidad izquierdista, armando fanzines de pequeños pleitos laborales locales, quemando y haciendo ruiditos en una grabadora con algún freak. O soy trabajador social en New York, dependiente de una librería y agitador globalifóbico los fines de semana.

De algo estoy seguro: en esa opción, he logrado que todos se conviertan en ventiladores.

The scientist
Pero regresando... ¿Por qué no un pequeño científico?
Pues pensé que sería... muy aburrido.

The Pliocene Exile
And why did I stay? Me subestimé, supongo. Pensé que no me aguantaría solo en otro lado.
Fuck. Ahora tengo como 40 años y estoy rodeado de planes sin concretar. O al menos eso creo. Eso es parte del problema.

Mi precognición de loquito me avisa que es en momentos como éste, en el que estoy algo aburrido... cuando la historia empieza de nuevo. O sea que las cosas se empezarán a complicar. Sin aparente razón. Dos cables que se cruzan. No hay ninguna evidencia al respecto. Estoy en casa a las 2 de la madrugada un sábado. En las siguientes semanas se abrirán ventanas de oportunidad que llevan a malos fines, tragedias al amanecer y mucha diversión.
Así es como me quedo detenido.

OK, de eso se tratan las canciones.

1 Comments:

At junio 06, 2005, Blogger Anel said...

Que los cables se crucen entonces.

 

Publicar un comentario

<< Home